QUÉ ES MEJOR, REPARAR O COMPRAR ELECTRÓNICA

El gran dilema de muchos en esta sociedad tecnologizada es qué hacer con un equipo electrónico que se ha roto, reparar o comprar. Y es que la tendencia de los últimos años ha sido la de tirar y comprar porque al final ya quedaba obsoleto ese equipo roto.

Ya hoy no es así eso de solamente tirar y comprar nuevo porque, a pesar de que se sigue avanzando a pasos agigantados en tecnología, no siempre se tienen los recursos monetarios suficientes para comprar un equipo electrónico nuevo.

Explico aquí mi experiencia de más de 30 años durante los cuales he experimentado las dos opciones, reparar o comprar. Y es que el haber vivido en Cuba en medio de tantas necesidades pero al tanto, gracias primero a la radioafición y luego a la internet, de la última tecnología y formas de recuperar equipos, me ha servido para ver mucho más claro este dilema.

Hoy, viviendo en España, con acceso a la tecnología de cualquier tipo, sin restricciones, con posibilidad de tirar y comprar porque los mercados están abarrotados de cualquier cosa, la respuesta a qué cosa es mejor, reparar o comprar, se hace más clara.

¿Entonces qué es mejor si se rompe un equipo, reparar o comprar?

A veces es mejor reparar, otras veces es mejor comprar. Todo está en dependencia de qué cosa es lo que se rompe en electrónica, cual es el precio de la reparación para un equipo para un determinado valor de uso. Y sí, porque es el valor de uso del equipo roto quién tiene la palabra de mayor peso.

Si usted tiene un ordenador especialmente configurado para el diseño, con unas prestaciones difíciles de volver a pagar y que además lo está pagando haciendo uso del crédito bancario, la opción de reparar es la primera.

Pero si necesita el equipo con urgencia y la reparación demora es muy posible que opte por comprar una PC para diseño totalmente nueva y actualizada. No importa que esté pagando a crédito o a plazos, necesita el equipo para trabajar y hará un gasto en aras de ganar más. Es un cálculo que debe sacar para valorar las pérdidas en caso de parar el trabajo.

De todas formas, aunque doy la razón en este caso para comprar un equipo nuevo, aconsejo siempre llamar al servicio técnico, tomarse unas horas de descanso y hacer un paseo campestre en el que tal vez le surjan nuevas y más frescas ideas. Eso dará tiempo a una evaluación precisa del problema y el técnico dará la respuesta acertada y más barata para solventar el asunto.

Antes de comprar debe valorar si reparar es más rentable y seguro

En mi opinión siempre será mejor reparar cuando el costo de la reparación sea menor al 50% del valor del equipo. Si el equipo le costó 5000 euros y ya pagó la mitad de su valor no es recomendable comprar uno nuevo.

Suponga que la reparación de ese equipo, muy necesario para el trabajo, le cuesta unos 200 Euros. Sólo la quinta parte de su valor de compra. El equipo está listo en unas 12 horas pero el técnico le recomienda esperar 24 horas para someterlo durante ese tiempo a un test intensivo. Pues hágalo sin pensar más que ese equipo saldrá para que lo use sin ninguna otra falla por defectos de fabricación.

Hace poco leí un buen artículo sobre el método de comprar o reparar según la amortización. Es muy interesante la propuesta de reparar o comprar según el grado de uso en el tiempo y coincido con el escrito. Es algo parecido a los que les explico acá con menos complicaciones y cuentas que los pueden complicar en su dilema de reparar o comprar electrónica nueva.

Y es que es necesario valorar el precio de la reparación de un equipo ya sin garantía comercial para la reparación por el precio que le puede cobrar el técnico autónomo independiente. No todos cobran lo mismo porque no todos pagan los componentes igual ni tampoco tienen las mismas aspiraciones.

La reparación responsable y de probada calidad es más confiable que un equipo nuevo

Yo, por ejemplo, cobro lo justo para vivir. Ningún técnico se hará millonario reparando pero sí puede obtener mucha reputación por su trabajo serio, honrado y con calidad impecable. Los medios están dispuestos todos para resolver fallas, solo hace falta la inteligencia y capacidad para manipular esos medios. Usted puede tener los equipos más sofisticados del planeta para el servicio a equipos electrónicos, pero si no sabe cómo manipularlos o es grosero en ello poco valdrá el resultado.

Cuando se realiza la reparación porque realmente le gusta lo que hace, lo disfruta y pone todo su conocimiento y destreza en resolver el asunto, siempre será un servicio de reparación confiable. Resoldar cada punto de soldadura que con el uso en el tiempo se ha ido fracturando, es un trabajo de paciencia y dedicación. la gran mayoría desiste y lo que hace es cambiar módulos y piezas.

En este caso haré un aparte porque lo merece. Cualquier equipo, el mejor, fabricado en Alemania, Suecia, Austria o Japón, puede tener defectos. Eso es así porque en la producción en serie los equipos la revisión final es mediante el sistema aleatorio. No se prueban todas las unidades con un test profundo, sólo se hacen mediciones de los parámetros fundamentales.

Alguna que otra unidad puede salir de la fábrica con sencillos defectos en la soldadura de componentes. es lo más común que suceda. Cualquier soldadura de componentes puede presentar defectos de fábrica y es allí donde la reparación juega su papel en la revisión y ejecución puntual.

Es muy normal que las soldaduras de componentes del tipo BGA sufran desperfectos. La ausencia de plomo en la composición del material de soldadura hacen se fracturen las bolas de soldadura con los ciclos de calentamiento enfriamiento que sufren los componentes en su trabajo.

Por qué a veces es caro el trabajo de reparación en una placa electrónica

El trabajo de reparación donde se necesita hacer el reballing en una placa electrónica es complicado y requiere de mucha logística:

  • máquina de reballing muy caras las automatizadas,
  • soporte para los circuitos integrados BGA
  • plantillas BGA,
  • bolas para soldadura BGA,
  • resina flux,
  • removedor de soldadura,
  • químicos de limpieza de placas electrónicas,
  • microscopio,
  • ordenador de escritorio para el caso de probar las tarjetas gráficas,
  • tanque de limpieza ultrasónica,
  • herramientas de precisión electrónica,
  • instrumentos y herramientas especialmente diseñados para ese trabajo,

Todo eso hay que importarlo en la gran parte de las veces, pagar, además de su valor, la transportación y el arancel de aduanas en muchos casos. Pero además hay que tener cuenta bancaria, tarjetas y pasarelas de pago en internet. Y aún me faltan los impuestos de hacienda y la seguridad social.

Por eso es a veces cara la reparación. Un técnico que vive del servicio de reparaciones electrónicas también necesita de buena vista y destreza pero la destreza se gana con los años y la vista se deteriora con ellos. Entonces también hay que sumarle los lentes graduados que tiene que ser por obligación progresivos, al menos para la media y corta distancia, con campo amplio. Eso es caro también.

Una reparación de electrónica le puede salir en el 50% del precio del equipo cuando no es tan caro. Si usted necesita reparar el display de su ordenador portátil porque se rompió por un golpe u otro accidente crea que eso es caro.

Y la reparación es cara por el valor del componente o parte a sustituir que es el display en este caso. La mano de obra puede que solo sea de 10 o 20 euros, tal vez más pero no superior a los 50 euros que para mi entender es bastante caro por un cambio de display. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

3 comentarios

  1. Pues yo reparé mi portátil que se había quedado sin video hace ya tres años y no volvió a tener problemas. Es un ordenador caro, de más de 2500 euros y no podía comprar otro igual nuevo, tampoco era necesario. La reparación salió solamente en 60 euros y en 48 horas estuvo lista la PC por el tiempo de test intensivo para descartar otras fallas como me indicó el técnico. También reparé un iPhone 6 que a mi hija se le cayó y rompió la pantalla. Todo perfecto. Solo compro de ser necesario o ya no poder usar más un equipo por bajo rendimiento por obsoleto.
    Reparar? Pues claro que si. Ahorras dinero y ganas en seguridad.

  2. Pues envié a reparar la centralita de mi coche y estuvo lista en menos de 24 horas. era un problema de soldaduras en los transistores de salida según me explicó el especialista. Todo perfecto hasta ahora y ya hace de eso unos tres meses. Me evité gastar más de 1000 euros y solo gasté 75. Además se rectificó el programa de la centralita y ahora ahorro combustible. Y no solo se realizó la reparación, se revisaron todas las soldaduras y se rectificaron. Se cambiaron dos condensadores electrolíticos que según el técnico estaban fuera de rango. Al menos yo también, en este caso, preferí la reparación.

  3. Hola.
    Tuve problemas con la centralita del coche y creí que todos mis ahorros se irían en la compra de otra. Hasta que di con el técnico que por 80€ me devolvió la tranquilidad por completo y de paso revisó hasta lo que no se había averiado.
    Reparar es la elección, pienso yo, a menos que cueste mucho más que comprar un equipo nuevo.
    En 6 meses no he tenido que volver al técnico, la reparación fue estupenda.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.